PAGINA DEDICADA A LA MUSICA DE LOS 50'S 60'S 70'S Y 80'S PARA CONOCER LAS GRANDES LEYENDAS DE NUESTRA MUSICA

miércoles, abril 06, 2005

BIOGRAFIA DE JUAN GABRIEL

JUAN GABRIEL
La dura infancia de una leyenda

Juan Gabriel nació en Parácuaro, Michoacán, el 7 de enero de 1950. Sus padres fueron Gabriel Aguilera Rodríguez, arriero de Jacona, Michoacán; y Victoria Valadez Rojas, campesina de Parácuaro, Michoacán.

Fue el menor de 10 hermanos: Rosa, quien murió casi recién nacida; Virginia, su única y consentida hermana; José Guadalupe, Gabriel, Pablo, Miguel; después nacieron tres Rafaeles y los tres murieron.

Cuando nació Juan Gabriel, una comadre de su mamá, María de Jesús Valverde, sugirió que lo bautizaran como "Alberto", en honor al personaje de una historia cubana, El Derecho de Nacer, llamado Albertico Limonta, el cual estaba de moda, gracias a una radionovela.

A los 3 meses de nacido, su padre que usualmente quemaba el pastizal para después sembrarlo, en una ocasión no tuvo control sobre éste, causando daños en propiedad ajena. Por la preocupación y miedo a lo que vendría, se tiró al río y entró en estado de shock. Por tal motivo, lo internaron, pero no se supo más de él. Algunas personas cuentan que murió y otros dicen que se escapó. Este hecho inspiraría a Juan Gabriel a componer la canción "De sol a sol".

La madre de Juan Gabriel se vio en la necesidad de escapar del pueblo a las tres de la mañana rumbo a Apatzingán, de ahí a Morelia y de Morelia hasta Ciudad Juárez, Chihuahua, donde ya la esperaba la Sra. María Romero Mora, quien le permitió hospedarse en un pequeño cuarto. Dicha casa estaba situada entre las calles de Mejía y Ramón Corona, frente al albergue y escuela de música "SEMJASE".

Cuatro años después, lo internaron en la escuela de mejoramiento social para menores, mejor conocida como "El Tribunal", donde la patrona de su mamá, la Sra. María de Jesús Meana, le consiguió un lugar.

A los 7 años de edad, ahí mismo, conoce a Don Juan Contreras de Zacatecas, maestro de hojalatería, quien le enseñó a Alberto a trabajar y a ser observador. Alberto lo consideraba como su padre, su abuelo, su consejero, su maestro y su mejor amigo. En él confiaba y sólo a ese hombre le contaba la tristeza que sentía al estar alejado de su madre. En recuerdo de este hombre, Alberto luego adoptaría el nombre de Juan.

De esta etapa de su vida, nace la canción "Eternamente Agradecido".

Cuando cumplió los 13 años de edad, y con la ventaja de que él era el responsable de salir a tirar la basura, aprovechó la oportunidad de no volver al internado.



Hablar de Juan Gabriel es hablar de música, letras y sentimientos que a lo largo de 30 años han recorrido de norte a sur y de costa a costa no sólo la geografía de México, sino también la sensibilidad de millones de almas en los Estados Unidos y América Latina.

No se trata únicamente de un artista, sino de un ser humano tan sencillo como cualquiera; a pesar de las enormes proporciones que ha logrado su carrera, pocos como él tuvieron tanto en su contra. Después de una niñez carente de amor y recursos económicos, de ocho años internados en un orfanato en Ciudad Juárez y de otros más de batalla contra la adversidad, pudo salir adelante gracias a su gran empeño, enorme talento y calidad humana.

En efecto, Juan Gabirel, uno de los más importantes cantautores de su generación y quien ha grabado temas para más de 200 artistas, tanto mexicanos como internacionales, ha vendido hasta la fecha más de 40 millones de discos. Sus canciones, principalmente baladas y de corte ranchero, son tocadas e interpretadas una y otra vez.

Este extraordinario artista, escribe sus primeras canciones- "No tengo dinero", "Esta rosa roja", "Qué divino amor", "En esta primavera" y "Siempre en mi mente"- y marca a principios de los años setenta toda una época de éxitos ininterrumpidos.

Así mismo, el grandísimo triunfo de sus creaciones rancheras, obras que fueron avaladas por José Alfredo Jiménez cuando afirmó que Juan Gabriel llegaría muy lejos, al tiempo que diría emocionado, después de escuchar "Se me olvidó otra vez": "me hubiera gustado mucho componer esta canción".

Otro gran crédito al artista mexicano fue el sentimiento que transmite la letra de "La muerte del Palomo", canción que fue compuesta a sus años, así como también "Siempre estoy pensando en Ti", "No vale la pena", "La farsante", "Inocente pobre amigo" y "No me vuelvo a enamorar", entre otras muchas del mismo corte.


Seguramente recordará también el "réquiem" que compuso con dedicatoria a doña Victoria, su querida madre ausente, a través del famoso poema musical titulado "Amor eterno". Temas llenos de nostalgia como "Hasta que te conocí", "Aunque te enamores" y "Yo no nací para amar" abren el camino a otras de tono parecido como "Yo no sé que me pasó", "Te lo pido por favor" y "Querida".
Pero también existe el Juan Gabriel alegre y bailador, el joven que se ganó la vida cantando como Adán Luna en varios centros nocturnos de Ciudad Juárez, sitios en los que comenzó a adquirir las tablas que más tarde lo consagrarían como intérprete de su propio espectáculo con el ritmo de: "El Noa Noa", "Nadie baila como tú" y "Bésame".

En el año 2000, Juan Gabriel presenta su nuevo disco titulado "Abrázame Muy Fuerte" en el cual se convierte nuevamente en narrador de cuentos, vividor de historias, que a través de la música hilvana vivencias, a ratos propias, por momentos ajenas y mágicamente producto de la inspiración creadora.

La grandeza un artista se mide en gran manera en la capacidad de reinventarse y rejuvenecerse a si mismo, grandes hay pocos y pocos llegan a ser grandes. Juan Gabriel lo logró.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

yo si conosco el padre de juan gabriel y aun vive.y coosco a un tio de el.

8:51 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Y no que no era de michoacan.

11:13 p. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home